You are currently browsing the category archive for the ‘XXXIII. El vicio de la Arrogancia y sus efectos.’ category.

EL VICIO DE LA ARROGANCIA,

Resultado de imagen de EL VICIO DE LA ARROGANCIA.

1,- ETIMOLOGíA DE LA ARROGANCIA.

La palabra arrogancia, sustantivo castellano, procede del sustantivo latino  de la primera declinación : arrogantia arrogantiae;  el adjetivo castellano arrogante, procede del adjetivo latino  de dos terminaciones   arrogans arrogantis, que es a su vez participio de presente de  un verbo de la primera conjugación que tiene su infinitivo en are, del verbo que  enunciado dice:  arrogo,arrogas, arrogare, arrogavi, arrogatum, cuyo infinitivo castellano significa arrogar-se, apropiar-se, adjudicar-se; en este caso la etimología ayuda a la comprensión real de la que ocupamos a continuación.

Resultado de imagen de 2.-LA ARROGANCIA COMO VICIO.

2.-LA ARROGANCIA COMO VICIO.

Vista la etimología de la arrogancia pasamos a su descripción real; decir que la arrogancia es un hábito, lo que significa decir que es algo adquirido, no innato ni instintivo, de ahí que no todas las personas tengan que ser arrogantes: los hábitos se adquieren a base de repetir actos, en este caso,  de arrogancia llegando a convertirse en costumbre; los hábitos convierten los actos en más fáciles a la vez que pierden algo de consciencia, se hacen un tanto rutinariamente, los hábitos mirados desde el punto de vista ético pueden ser buenos o malos, los hábitos buenos son las virtudes y los malos vicios, así que la arrogancia sea una hábito operativo malo.

Imagen relacionada

3.-EL VICIO DE LA ARROGANCIA.

Dijimos al hablar de la etimología de la palabra arrogancia, ésta nos ayudaba a comprender su esencia pues si etimológicamente la arrogancia es arrogarse , apropiarse , ahora podemos decir que realmente la arrogancia es  arrogarse la apropiarse de cualidades que no se poseen, lo que lleva a la persona a creerse superior a los demás.La arrogancia es prima hermana de la soberbia

Resultado de imagen de un yo débil

La arrogancia puede nacer tener un yo débil, una autoestima disminuida que empuja sentirse superior a lo que falta de autoestima, por el contrario una autoestima exagerada puede hacer a la persona arrogante. La autoestima si es equilibrada y bien centrada ayuda a evitar la arrogancia que en ningún caso debe confundirse con la misma

Resultado de imagen de una imagen de sí misma distorsionada:

Una persona arrogante tiene, en definitiva, una imagen de sí misma distorsionada: se cree mejor que los demás, piensa que puede atropellar o maltratar a los otros debido a los derechos que se atribuye. Pero se equivoca: los demás simplemente lo verán como una persona pesada en el mejor de los casos, y despreciable, en el peor.Pueden terminar siendo aislado, evitado, sin tener en cuenta sus opiniones.La arrogancia no debe confundirse con la idea de la autoestima. Tener una autoestima elevada es saludable, pues se relaciona con la valoración que tenemos de nosotros mismos, con el amor propio.

Resultado de imagen de siempre quiere imponer su punto de vista,

La arrogancia, por ejemplo, se manifiesta cuando alguien no deja que los demás expresen su opinión en una reunión, sino que siempre quiere imponer su punto de vista, pese a que podría estar pasando por alto cuestiones relevantes para la discusión, pero no es capaz de darse cuenta.Constituye arrogancia pensar que el dinero es suficiente para conseguir las cosas que queremos en esta vida, pues el dinero por sí mismo no tiene ningún valor frente al amor, la amistad, la belleza y la felicidad.Sinónimos de arrogancia son soberbia, altanería, altivez, engreimiento, orgullo, desprecio, desdén; jactancia, petulancia, presunción. Antónimos serían humildad, modestia, sencillez.

Resultado de imagen de 4.-CÓMO LIBERARSE DE LA ARROGANCIA,

4.-CÓMO LIBERARSE DE LA ARROGANCIA,

Lo primero y más importante es tomar conciencia de que se es arrogante, lograr este objetivo si se pretende seriamente no puede ser dificil, para ello empezar por preguntar a personas de confianza sabedor de que han de ser discreto y guardar silencio  sobre la pregunta a nadie más que al preguntador. Si estás casado/a un ejercicio genérico que puede hacerse es es entablar un diálogo serio con la esposa/o sobre una simple pregunta, ¿ como me ves ?o similar, estar escuchando todo lo que se le diga sin defenderse, sin buscar ningún tipo de justificación. En caso de que por medio de este diálogo mutuo no se logre el  objetivo, preguntar a otra persona de confianza y en última instancia si fuese preciso acudir a un experto.

Resultado de imagen de pedir al Señor

Una vez logrado este objetivo seguir el consejo de san Ignacio de Loyola el agere contra , obrar en contra de las manifestaciones descubiertas de la arrogancia: ¿ que en las conversaciones con los demás no deja intervenir a nadie ? pues empezar por guardar silencio escuchando las opiniones de los demás; ¿ que la arrogancia se muestra en la forma externa? de vestir, peinarse, pues cambiar de luck, y por último y mejor lo primero y siempre pedir al Señor ” que te conozca como Tú me conoces, Señor.”

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: EL VICIO DEL DESAGRADECIMIENTO.

elbachillersansoncarrasco.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: