You are currently browsing the category archive for the ‘XV.- La envidia y sus consecuencias’ category.

Resultado de imagen de LAS RAICES DE LA ENVIDIA

LA ENVIDIA Y SUS CONSECUENCIAS

Antes de buscar las CONSECUENCIAS de la envidia debemos detenernos en analizarla y descubrir su esencia. Decimos que la envidia es un vicio,la palabra vicio etimológicamente proviene de la palabra latina  vitium que significa una desviación de lo que se considera normal,desde el punto de vista etimológico   no se identifica con la palabra defecto, pues esta palabra viene del verbo latino deficere, que significa carencia, de ahí deficit y no todo vicio es una carencia.  Relacionada con  esta etimología y trasladada al campo moral el vicio es una conducta desviada del deber ser, de la norma moral que se debe seguir en cada caso. 

Resultado de imagen de habito

Central en la esencia del vicio es el ser un hábito, la etimología de la palabra hábito nos encamina a su significado real, pues proviene del latín habitun, participio del verbo latino habere, tener,  de ahí que el hábito es algo tenido, poseído, adquirido, todo hábito es algo adquirido , en consecuencia el hábito no tiene directamente que ver con nuestro ADN, en nuestro ADN no hay  hábitos, el hábito es algo adquirido por la repetición de actos. Hay hábitos físicos, afectivos. sociales, intelectuales, mentales,hábitos de higiene…Posiblemente la división más genérica  sea la de hábitos morales o inmorales, pues los hábitos son  actos, acciones y los moralistas, en su mayor parte , no admiten actos indiferentes, los actos son o buenos o malos, bien por su esencia o por  las circunstancias del acto, quien lo hace, cuando,  cómo, donde…

Resultado de imagen de habito moral

Los efectos de los hábitos en los actos: los hábitos  hacen que los actos sean más fáciles de realizar, más rápidos, necesitan menor concentración, menos atención. a veces se pueden compaginar la realización de dos o más actos a la vez, los  actos, quizás se ha dicho,de alguna manera se hacen inconscientes etc. pero en definitiva hay que decir que los hábitos califican  el ser de las personas , las personas son lo que sean sus hábitos, en cualidad y calidad.

Resultado de imagen de la envidia

Dicho  que la envidia es un hábito  vicioso , se sigue que es moralmente desordenado, malo.Cuando vemos a alguien que tiene algo que a nosotros nos gustaría tener bien  sean posesiones materiales, cualidades, ministerios o talentos y se levanta en nosotros  una reacción de tristeza, se puede decir que esa persona es envidiosa,  de ahí que se defina la envidia como la tristeza por el bien ajeno  Pero la envidia no es desear lo que tienen los demás, cosa bastante natural, sobre todo cuando uno tiene poco. Lo que más y mejor caracteriza a la verdadera envidia es el deseo de que el otro, el envidiado, no tenga lo que tiene, de que no sea verdad que lo tenga, de que no sea cierto su éxito o no sea tanta como parece su riqueza material, la  tristeza, el malestar  que genera la envidia no es una realidad aséptica que no afecte  a la persona envidiosa y  envidiada.Algunas frases de personas famosas nos pueden acercar más vitalmente al concepto de envidia que las definiciones y las descripciones escolares:

Resultado de imagen de persona envidiada

A través de esta selección de frases de envidia podemos reconocer este comportamiento y contrarrestarlo. Son citas célebres que nos hablan sobre esta sensación negativa. De nosotros depende evitar que enraíce en nuestro modo de ver las cosas.

1. Nuestra envidia dura siempre más que la dicha de aquellos que envidiamos. (François de La Rochefoucauld)

Solemos concebir el éxito de los demás como mucho más relevante de lo que realmente es.

2. Quien no es envidiado, no es digno de serlo. (Esquilo de Eleusis)

Una tautología que nos permite reflexionar.

3. ¡Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes! (Miguel de Cervantes)

Sobre la negatividad que genera la envidia.

4. No envidies la riqueza del prójimo. (Homero)

El dinero viene y vá, ningún ser humano debería ser envidiado por razón de su capacidad económica.

5. En los campos ajenos, la cosecha siempre es más abundante. (Ovidio)

Solemos anhelar las riquezas ajenas, pero cuando las vemos en primera persona no parecen ser un motivo de envidia realmente justificado.

6.- El envidioso puede morir, pero la envidia nunca. (Molière)

Frase célebre de Jean-Baptiste Poquelin.

7. La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come. (Francisco de Quevedo)

No nos deja avanzar en nuestros propósitos: así de ruin es la envidia.

8. En cuanto el hombre abandona la envidia empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha. (Wallace Stevens)

Despojándonos de los celos es como podemos trazar un estilo de vida feliz.

9. La envidia sana no existe: lamentablemente, toda envidia causa un malestar y es un perjuicio para lograr nuestros propósitos. (Jonathan García-Allen)

Una reflexión del psicólogo y coach español.

10 La indignación moral es, en la mayoría de los casos, un dos por ciento de moral, un cuarenta y ocho por ciento, indignación, y un cincuenta por ciento, envidia. (Vittorio de Sica)

Porcentajes para describir las fuentes principales de rencor.

11. Si la envidia fuera tiña, cuántos tiñosos habría. (Anónimo)

Una sentencia para dedicar a quien te envidie.

12. La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento. (Jackson Brown)

Cuando no se poseen talentos se envidian los logros de los demás.

16. Hay grandes sonrisas que esconden a grandes traidores. (Anónimo)

No todo lo que aparenta ser positivo tiene buena intención.

17. La envidia de un amigo es peor que el odio de un enemigo. (Anónimo)

Cuando veas que un amigo cree que tienes un éxito excesivo, empieza a preocuparte seriamente.

18. La envidia es el arte de contar las bendiciones del otro en lugar de las propias. (Harold Coffin)

Cuando estamos más pendientes de la vida de otros que de la propia… mala señal.

19. Cuando los hombres están llenos de envidia menosprecian todo, sea bueno o malo. (Plubio Cornelio Tácito)

Una sensación que nos ciega totalmente.

20. No sobrevalores lo que recibes, ni envidies a otros. El que envidia a los demás no obtendrá paz mental. (Buda)

Aquí tienes otras frases célebres de Buda.

21. No hay más que un paso de la envidia al odio. (Johann Wolfgang von Goethe)

Por eso es importante no quedarnos atascados en la antesala del resentimiento.

22. Cuando apuntas con un dedo, recuerda que los otros tres dedos te señalan a ti. (Proverbio inglés)

Un refrán anglosajón que nos revela una gran verdad.

23. Si me envidias es que no sabes  lo que tuve que sufrir para lograr ser quien soy. (Anónimo)

El éxito no surge de la noche a la mañana, por lo que la envidia raramente está justificada.

24. Ocúpate de lo que puedas mejorar en ti y no te preocupes por lo que otros hagan o parezcan ser. (Enrique Barrios)

Otra frase de envidia que pone énfasis en dejar de fijarnos en los demás.

25. La envidia es una declaración de inferioridad. (Napoleón I)

Cuando envidias a alguien asumes tu fracaso como ser humano.

26. El silencio del envidioso está lleno de ruidos. (Khalil Gibra)

Una mente tormentosa genera sensaciones negativas como ésta.

27. Si hubiera un solo hombre inmortal sería asesinado por los envidiosos. (Chumy Chúmez)

Una pandemia mundial, según el humorista y director de cine español.

28. La envidia, el más mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente. (Ovidio)

Resultado de imagen de envidia

Hemos dicho que los males que la envidia produce al envidiado son varios, en las frases se enumeran algunos, por ejemplo; la envidia no muere, la envidia genera el odio al envidiado, la envidia de un amigo es peor que el odio del enemigo; pero la envidia genera también males al envidioso, por ejemplo, el envidioso tiene complejo de inferioridad, el envidioso no descansa ni tiene paz hasta que no ve el fracaso del envidiado, la envidia es un vicio que no tiene ni un resquicio de valía, es realmente mezquino,la envidia disminuye la racionalidad del envidioso, la envidia ciega, la envidia es un obstáculo para la adquisición de otras virtudes.La envidia en casos extremos puede dañar al envidioso mental y hasta físicamente, la depresión puede aparecer a veces con facilidad. 

Uno de los signos más frecuentes es el dolor de estómago, que puede llegar a convertirse en una úlcera estomacal.a envidia hace que el sistema inmune se debilite, ocasionando infecciones, por ejemplo, en las vías respiratorias.Este continuo pensamiento puede generar también estreñimiento, trastornos del apetito o del sueño. Desencadenando, incluso, un cansancio crónico.El estrés resultante incita al cuerpo a producir más cortisol y adrenalina.Un estudio realizado por la Universidad de Helsinki relacionó la envidia con el bruxismo, el hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes.Dolor de cabeza, fatiga, temblores, mareos, una mala circulación o la incapacidad de concentrarse son otras de las consecuencias de esa ansiedad que provoca la envidia.

Resultado de imagen de LA AUTOESTIMA

LA AUTOESTIMA

COMO LUCHAR CONTRA LA ENVIDIA. LA AUTOESTIMA

Estamos hablando de un sentimiento con profundas raíces evolutivas, es decir, de un sentimiento que tiene orígenes ancestrales Una buena información sobre la envidia y sus consecuencias desde la niñez es buen principio para  combatirla. En caso de tenerla no hay que olvidar que lo mas negativo de los sentimiento no es el tenerlos, sino dejarse llevar de ellos, si uno tiene envidia de alguien , desde luego en el plano moral, no es malo su presencia, sino criticar del envidiado, hablar mal de él, desvalorizar sus méritos etc, en este caso no hay pecado dicen los moralistas pues los sentimientos no delinquen, lo que delinque es dejar llevar por  ellos  Pero eso, ¿cómo se consigue? Puede haber diversos modos, y uno de ellos es dar lugar al razonamiento, ¿ por que lo envidio ? ¿ qué saco con  envidiarlo ? ¿ reflexionar e informarse del trabajo que le ha costado alcanzar lo logrado, centrarse sobre sí mismo y sin comparaciones, descubrir los valores propios.Raramente una persona que tiene una autoestima bien desarrollada y fundada cae en la envidia.

Resultado de imagen de LAS RAICES DE LA ENVIDIA

LAS RAÍCES DE LA ENVIDIA.

En el transcurso del tema hemos ido hablando sobre algunos aspectos de la envidia que son raíces de la misma, más concretamente decir que en el fondo la envidia nace del instinto de conservación, del temor por la supervivencia propia.El envidioso piensa que el envidiado tiene unos valores acaparados de los que él carece deseando tenerlos porque su carencia le está “matando” y por ello trabaja por destruir los valores del envidiado. El envidioso en lugar de aceptar sus carencias o realizar sus deseos, simplemente rechaza y desea «destruir» a aquel que, como un espejo, le recuerda su privación.De este modo, la envidia es la rabia reparadora de quien en vez de luchar por sus anhelos prefiere eliminar la competencia; eso, la convierte en la defensa típica del débil.

QUIZÁS LE INTERESE DEL BLOG: LOS DIEZ PAÍSES MÁS POBRES DEL MUNDO.

elbachillersansóncarrasco

 

 

 

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: