You are currently browsing the category archive for the ‘XII.-06.- La pobreza en Francia y algunas de sus causas.’ category.

BOLSA DE VALORES. PARÍS.

LA POBREZA EN FRANCIA A CAUSA DE LA CRISIS, LAS DESIGUALDADES Y LA ESCASEZ DE LAS AYUDAS SOCIALES.

 Estos son los puntos del tema:

 1.- En Francia los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres.

2.-Los ricos son cada vez más ricos.

3.- En Francia tres millones de niños están bajo el umbral de pobreza.

4.- Nuevas forma de pobreza en Francia.

5.- En Francia existe también pobreza extrema.

6.-Francia y las ayudas para combatir la pobreza y exclusión.

 1.-EN FRANCIA LOS RICOS SON CADA VEZ MÁS RICOS Y LOS POBRES CADA VEZ MÁS POBRES. Por: Salim Lamrani 23 agosto 2013.

 Mientras la crisis golpea a las capas populares y a las clases medias, en Francia, las grandes fortunas aumentaron su riqueza en 25% en apenas un año.

Con una producción anual superior a 1,9 billones de euros, Francia, quinta potencia mundial, jamás ha sido tan rica en su historia. No obstante, desde 1945, el país nunca ha tenido a tantos desheredados con más de 8,6 millones de personas que viven debajo del umbral de pobreza, o sea más del 14% de la población. Un informe gubernamental elabora esta alarmante constatación y reconoce “la masificación de una precariedad que alcanza a hogares antes protegidos”.

Los niños y jóvenes en general son las primeras víctimas de la pobreza. “Cada vez más jóvenes adultos y niños sólo conocen la pobreza como condición de futuro”, admite el gobierno francés de François Hollande. En efecto, dos de cada tres nuevos pobres, o sea el 65%, son niños de menos de 18 años.

La pobreza de los menores de edad alcanza el 19,6%. En total, 2,7 millones de niños viven debajo del umbral de pobreza. Además, el 21,9% de los 18-24 años, o sea más de un millón de jóvenes, viven en la indigencia.

La situación es aún más dramática en las zonas urbanas sensibles (ZUS) donde el 49% de los niños y el 42,5 de los 18-24 años viven en un hogar pobre.

Por otra parte, el 12% de los jóvenes no dispone de un diploma y cada año más de 130.000 salen del sistema escolar sin ninguna calificación. Más del 10% de los jóvenes de 17 años presentan dificultades para leer.

Las mujeres de más de 75 años son también las más vulnerables a la indigencia material. En efecto, el 14,1% de ellas viven debajo del umbral de pobreza. El gobierno reconoce que “la situación de las mujeres de más de 75 años se [ha] deteriorado de modo significativo”.

Lo mismo ocurre con las familias monoparentales, en la mayoría de las cuales el cabeza de familia es mujer. Cerca del 32,2% de ellas viven en la pobreza, o sea un total de más de 1,8 millones de personas.

Poseer un trabajo no es una protección frente a la pobreza. Así, cerca de 1,5 millón de personas activas, o sea el 6,2% de los trabajadores, viven debajo del umbral de pobreza. Varios factores, como la precariedad del empleo, el poco tiempo de trabajo o el nivel de los salarios, explican esta situación.

Entre los inmigrantes en situación regular, la tasa de pobreza supera el 40%. El informe señala que “las personas procedentes de la inmigración siguen siendo las más vulnerables al riesgo de pobreza monetaria”.

A guisa de conclusión, el informe gubernamental señala con sobriedad que “sólo las categorías más acomodadas se libran del estancamiento o la disminución de su nivel de vida”. No se extiende sobre el tema y hay una razón para ello.

Liliana Bettencourt, heredera de l’Oréal, presenta un patrimonio de 23.300 millones, un aumento de 7.900 millones

2.-LOS RICOS SON CADA VEZ MÁS RICOS.

 Si la gran mayoría de los franceses sufren la crisis económica, las categorías más adinerados nunca han sido tan ricas. En efecto, las primeras 500 fortunas de Francia vieron su riqueza global crecer un 25% en un año. Ésta se establece ahora en 330.000 millones de euros y nunca ha sido tan elevada. Incluso aumentó en un 300% en los últimos diez años y representa ahora más del 15% del PIB y el 10% del patrimonio financiero del país.

Bernard Arnault, director general de LVMH, posee una fortuna de 24.300 millones de euros, un incremento de 3.100 millones con respecto al año anterior.

Así, el 0,000001% de la población posee el 10% de la riqueza nacional, dicho de otra manera, el 1/10 de la riqueza se encuentra entre las manos del 1/100.000 de la población.

Esta oligarquía financiera cuenta con 55 personas cuya fortuna supera los 1.000 millones, o sea 10 más que el año pasado. El más pobre de los 500 millonarios posee 64 millones de euros de patrimonio. El top 10 de la clasificación vio su riqueza aumentar en 30.000 millones de euros en apenas un año para alcanzar 135.000 millones de euros.

Gérard Milliez del grupo Auchan con 19.000 millones.

Bernard Arnault, director general de LVMH, posee una fortuna de 24.300 millones de euros, un incremento de 3.100 millones con respecto al año anterior. Liliana Bettencourt, heredera de l’Oréal, presenta un patrimonio de 23.300 millones, un aumento de 7.900 millones. Gérard Milliez del grupo Auchan con 19.000 millones.

Bertrand Puech de Hermès con 17.400 millones.

 El vendedor de armas Serge Dassault del grupo Marcel Dassault con 12.800 millones, François Pinauld del grupo Kering con 11.000 millones, Vincent Bolloré del grupo Bolloré con 8.000 millones.

Pierre Castel (cerveza) con 7.000 millones.

Alain Wertheimer de Chanel con 7.000 millones y Xavier Niel de Free con 5.900 millones, completan la lista.

Esta concentración extrema de riqueza contrasta con la explosión de la pobreza y de la extrema pobreza en Francia e ilustra la imperiosa necesidad de una justa y equitativa repartición de las riquezas.

Semejante poder financiero en manos de una ínfima minoría de opulentos le da una influencia considerable sobre las decisiones políticas que toman los gobernantes y un poder desmesurado sobre los destinos de la nación.

Ya en 1789 Maximilien Robespierre advirtió de los peligros que representaba la oligarquía para la democracia y denunció “el yugo de la aristocracia de los ricos, la más insoportable de todas”: “Los ricos quieren todo, quieren invadir todo y dominar todo. Los abusos son la obra y el dominio de los ricos, son las plagas del pueblo: el interés del pueblo es el interés general, el de los ricos es el interés particular”. Quizás sea tiempo de meditar estas palabras.(Tomado de Opera Mundi)

3.-EN FRANCIA MÁS DE 3 MILLONES DE NIÑOS VIVEN POR DEBAJO DEL UMBRAL DE POBREZA.

 PARÍS, Francia, jun. 10, ,2015.- En Francia más de 3 millones de niños, es decir uno de cada cinco, viven por debajo del umbral de la pobreza, a esta alarmante conclusión llegó el más reciente estudio de UNICEF (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia).

En el documento leemos que entre 2008 y 2014 el número de menores que junto con sus filias se hundieron en la miseria aumentó en 440 mil.

18% de los niños y adolescentes del país galo, la quinta economía del mundo, se encuentra en situación de integración precaria o muy precaria, en otras palabras, está condenado a la exclusión social.

En la opinión de la presidenta de UNICEF Francia Michèle Barzach, el informe debería saltar todas las alarmas y obligar a las autoridades a tomar medidas urgentes contra el imparable aumento de los menores marginalizados que sufren los rigores de la crisis con más intensidad que el resto de la población. Existe el riesgo de que su situación se haga crónica, de que nunca salgan de ella.

En 2013 los servicios públicos (SAMU social) dieron alojamiento a 29 mil familias con hijos pequeños, cuatro veces más que en 2004.

Se agrava día tras día la situación de los niños inmigrantes no acompañados, que malviven en barracas en condiciones infrahumanas.

La jefa de UNICEF Francia denuncia que aún no existe en Francia una estrategia global para la infancia, que no hay una verdadera política pública de protección de la infancia y adolescencia, tampoco hay mecanismos de seguimiento y evaluación a la altura del problema.

UNICEF hace hincapié en que en la miseria entre los más pequeños está el germen de la sociedad más precaria y desigual en el futuro. Uno de cada tres niños en Francia vive en pobreza: UNICEF | Mundonoticieros.televisa.com/mundo/1506/cada-tres-ninos-francia-vive-pobreza-unicef/

 4.-LAS NUEVAS FORMAS DE POBREZA EN FRANCIA.P. QUIÑONERO | CORRESPONSAL EN PARÍS .

¿Cuál es la gran moda de la temporada y las Navidades francesas? Los Nuevos Pobres: cuadros despedidos repentinamente; mujeres solas y abandonadas; pequeños y medianos empresarios asfixiados financieramente; jubilados víctimas de domicilios hipotecados; ancianos sin recursos y sin familia; antiguos nuevos ricos arruinados por la crisis…

La pobreza de masas ha decrecido en Francia en los últimos veinte años. Las estadísticas oficiales calificaban de pobre al 13,5 % de la población en 1996. La cifra habría caído al 11,7 % en 2004.

Sin embargo, han aparecido nuevas formas de pobreza, de difícil clasificación contable.

Sin embargo, se suele admitir oficialmente que 8 millones de franceses (el 13 % de la población) viven en el «límite de la pobreza».

Los primeros fríos de este invierno han recordado prematuramente una tragedia de temporada, que este año desentierra el más penoso de los procesos sociales de las últimas décadas: los Nuevos Pobres.

En 1983, el semanario socialdemócrata lanzó el «movimiento» de los Nuevos Pobres, para nombrar las nuevas formas de pobreza en la Francia en bancarrota de François Mitterrand.

Veinticinco años más tarde, la Francia que intenta salir de la crisis y dos o tres décadas de decadencia, con Nicolas Sarkozy, descubre horrorizada el mismo proceso: la aparición de nuevas e inquietantes formas de pobreza, bien repertoriadas por todas las instituciones de socorro social de urgencia.

Christophe Auxerre, que dirige la antena parisina del SP, comenta: «El año pasado prestamos socorro de urgencia a unas 24.000 personas. Este otoño, ya hemos pasado la cifra de las 40.000 personas que han llamado a nuestras puertas, pidiendo socorro inmediato».

¿Se diferencian de alguna manera los nuevos pobres de los pobres de misericordia? Sí. Christophe Auxerre lo percibe de manera muy clara: «Desde hace semanas tenemos que atender una avalancha de nuevos pobres: mujeres solas, con hijos de corta edad, abandonadas y en el paro; pequeños y medianos empresarios que se han visto forzados a cerrar sus pequeños negocios, jubilados que no han podido vender la casa o el piso que pensaban vender para comprarse la casa donde pensaban pasar el fin de sus días».

La crisis precipita en la pobreza absoluta, repentinamente, a hombres y mujeres que habían creído en un futuro mejor hace apenas tres meses.

En el Monte de Piedad de París, François Ainsbourg, responsable de micro créditos, percibe un movimiento sin precedentes, desde hacía muchos años: «Gente que vivía con cierta holgura descubre que no tiene recursos para seguir tirando. Si son propietarios, no consiguen vender su casa, que puede estar hipotecada. Y se ven forzados a vender lo que pueden: joyas de familia, viejos recuerdos, que tienen muy mala venta. Pero aseguran un fin de mes».

Una institución de socorro especializado, «SOS Entreprises» (SOS Empresas), percibe un movimiento semejante: «Según nuestras últimas estadísticas, en París y provincias -declara un resposable- ha crecido en un 30 % el número de pequeñas y medianas empresas que se ven forzadas a cerrar, dejando a sus dirigentes a la merced del socorro público».

Oficialmente, el 90% de los franceses no pueden comprarse un piso o una casa propia. Y cerca de medio millón sufren para pagar la hipoteca. Entre los 150.000 hogares que han pedido un crédito con el que financiar la entrada a un nuevo domicilio, tras la venta de la casa o piso donde viven, son una gran mayoría los que están cogidos en una pinza peligrosa: deben pagar dos hipotecas, sin poder vender o realizar el piso o casa que debía financiar la nueva compra.

 5.-EN FRANCIA TAMBIÉN EXISTE LA POBREZA EXTTREMA.

 Según el informe gubernamental al que nos hemos referido en 1.-A la pobreza se agrega la extrema pobreza (menos del 40% del salario medio, 1.605 euros) que afecta a 2,1 millones de personas, o sea el 3,5% de la población francesa. Las autoridades reconocen que “las situaciones de extrema pobreza se extienden desde hace varios años”. “El incremento la tasa de pobreza al 40% ilustra también un deterioro de la situación de los más pobres”, según el informe.

A la pobreza monetaria y a la extrema pobreza se añade la pobreza en condiciones de vida. Cerca del 12,6% de los franceses no tiene acceso “a los principales derechos fundamentales, como el acceso a una vivienda, al sistema de salud, al sistema bancario, al sistema educativo o a la formación”. Así, 3,5 millones de personas declaran padecer frío en su vivienda por no poder pagar la factura energética, y “el 15% de la población metropolitana declara renunciar a cierta atención médica por razones económicas”.

La Fundación Abbé Pierre señala que existen 3,65 millones de personas sin una vivienda decente en Francia.

Así, en total, el 26,6% de la población francesa sufre pobreza monetaria o pobreza en condiciones de vida.

En Francia según el informe de UNICEF entre 2008 y 2014 el número de menores que junto con sus filias se hundieron en la miseria aumentó en 440 mil.

El estudio analiza también los preocupantes datos sobre la gran falta o deficiencia de vivienda social. 31 mil niños carecen de domicilio fijo, están hospedados en “hoteles” de cartón, literalmente en la calle.

Se agrava día tras día la situación de los niños inmigrantes no acompañados, que malviven en barracas en condiciones infrahumanas.

Unos 10 mil menores foráneos, abandonados a su suerte, víctimas de discriminaciones y la más absoluta pobreza, se pasan el día rodando por las calles de las ciudades francesas en busca de alimentos o dinero.

En Francia pues han aparecido nuevas formas de pobreza, de difícil clasificación contable. La cifra de los franceses sin domicilio fijo (SDF) ni recursos conocidos oscila entre los 100.000 y los 400.000 franceses pobres de misericordia.

El «Secours Populaire» (SP) presta asistencia de urgencia a hombres y mujeres víctimas de la pobreza absoluta, sin techo donde caerse muertos, sin recursos para comer.

Christophe Auxerre, que dirige la antena parisina del SP, comenta: «El año pasado prestamos socorro de urgencia a unas 24.000 personas. Este otoño, ya hemos pasado la cifra de las 40.000 personas que han llamado a nuestras puertas, pidiendo socorro inmediato».

 6.-FRANCIA Y LAS AYUDAS PARA COMBATIR LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN.

Lluís Uría 12/12/2012 00:42 | Actualizado a 12/12/2012 09:44

 Ante esta situación el Gobierno francés se dispone a ampliar los recursos públicos para combatir la pobreza y la exclusión, que han avanzado en Francia -como en toda Europa- a caballo de la crisis.

El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, avanzó ayer que el Ejecutivo aprobará el próximo 22 de enero un plan contra la pobreza al que destinará entre 2.000 y 2.500 millones de euros adicionales de aquí al año 2017.

Con unos presupuestos para el año que viene que no dejan prácticamente ningún margen, las primeras medidas empezarán a ser efectivas hacia el final del 2013. Un 14,1% de la población francesa -esto es, 8,5 millones de personas– está por debajo del umbral de la pobreza, según datos del 2010 facilitados por el Observatorio Nacional de la Pobreza, una proporción que hace diez años era del 12,9%.

En esta categoría entran todos aquellos ciudadanos que disponen de una renta inferior a entre 964 euros al mes -en el caso de una persona sola- y 2.024 euros -en el caso de una pareja con dos hijos menores de 14 años-.

En estos dos últimos años, en que la crisis se ha agravado y el paro ha alcanzado el 10% de la población activa, dicha proporción habrá crecido aún más. “Mi Gobierno no acepta ni aceptará nunca ni el cinismo ni la estigmatización” de los franceses afectados por problemas de pobreza y exclusión, dijo Ayrault, en una crítica implícita a la derecha que denuncia -como volvió a hacer ayer el presidente del grupo parlamentario de la UMP, Christian Jacob- la instauración de un sistema de “asistanato”.

El primer ministro aprovechó la ocasión para censurar también a aquellos que, pese a tener elevadas rentas, “no aceptan un poco de solidaridad y generosidad”. “Los que se exilian en el extranjero no son quienes tienen miedo de convertirse en pobres, sino los que quieren ser aún más ricos”, remachó en alusión al actor Gérard Depardieu, que acaba de trasladar su residencia a Bélgica, a un pueblo a un kilómetro escaso de la frontera con Francia, para escapar al aumento de la fiscalidad decidido por el Gobierno socialista.

Durante los próximos dos años, la parte de la renta que supere el millón de euros al año será gravada con un impuesto especial con un tipo del 75%. Una de las medidas más costosas de las anunciadas ayer por Jean-Marc Ayrault es el aumento de la cuantía de la renta de solidaridad activa (RSA), fijada actualmente en 475 euros, que perciben 1,5 millones de personas. El Gobierno promete aumentarla un 10% en los próximos cinco años, al margen de la actualización anual por la inflación, de modo que se acabe situando en el 50% del salario mínimo (fijado actualmente en 1.425,67 euros brutos, alrededor de 1.120 euros netos).

El Ejecutivo lanzará asimismo campañas de promoción para aumentar en 800.000 el número de beneficiarios, ante la evidencia de que hasta un 70% de las personas que podrían acogerse a esta ayuda no lo hacen. La segunda gran medida es la creación -a partir de un dispositivo similar ya existente- de un contrato de inserción laboral destinado a los jóvenes sin empleo ni cualificación. A cambio de seguir una formación, los beneficiarios podrán recibir -durante los periodos de inactividad- una ayuda mensual equivalente a la RSA, a la que la mayoría de los jóvenes no tienen en la práctica acceso.

La medida, que se ensayará antes en diez zonas piloto, podrá alcanzar al final a unos 100.000 jóvenes. El plan del Gobierno incluirá asimismo un aumento del techo de ingresos -en la actualidad, de 7.934 euros al año- por debajo del cual se tiene derecho a obtener la gratuidad de la sanidad a través del mecanismo de la CMU (cobertura de enfermedad universal, en su siglas en francés). En cuanto al problema de la vivienda, que afecta a 3,6 millones de franceses -en diversas medidas y condiciones-, Ayrault confirmó el compromiso del Gobierno de construir 150.000 viviendas sociales anuales durante el quinquenio, y añadió que se crearán asimismo 8.000 nuevas plazas de acogida de urgencia para -a partes iguales- personas sin techo y solicitantes de asilo. Asimismo, se desarrollará la escolarización de los menores de tres años en los barrios difíciles. El plan es que al menos un 30% tengan plazas en las aulas. ( Cf. Francia aumenta los recursos para combatir la pobreza y la exclusión http://www.lavanguardia.com/…/francia-aumenta-recursos-combatir-pobreza-exclusion.htm..).

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: QUIEN NO RECONOCE LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS NO ES APTO PARA LA CONVIVENCIA SOCIAL.

 elbachillersansoncarrasco.

 

 

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: