You are currently browsing the category archive for the ‘VIII.2.-El poder político y su fundamento.’ category.

UNA CÁMARA DE DIPUTADOS.

EL PODER POLÍTICO, EXISTENTE EN LAS SOCIEDADES FUNDADAS POR LA VOLUNTAD LIBRE DE LOS HOMBRES, PROCEDE DIRECTAMENTE DE DIOS.

Cualquiera que lea el título  de este tema redactado en pleno siglo XXI, podría  pensar que su autor, por mucho que viva en este siglo, tiene una mente propia de un hombre, por lo menos, del siglo I, que ha inmovilizado su pensamiento.

            Sin embargo este hombre, heredero del pensamiento del famoso Bachiller Sansón Carrasco, no tiene ningún temor a difundirlo, utilizando un medio de comunicación  tan actual,  como son las redes sociales, aunque eso sí,  sienta la necesidad de explicarlo. Y eso es lo que vamos a hacer de acuerdo con el siguiente esquema:

 1.- Que se entiende por poder político.

2.- Quien o quienes  detentan este poder.

3.-Cuales son las funciones del poder político en general.

4.-La trascendencia  del poder político.

5.-¿ De qué forma viene de Dios ese poder ?

1.-QUE SE ENTIENDE POR PODER POLÍTICO.

 El poder político es aquel que quien lo detenta, tiene  la capacidad de tomar  decisiones en la administración de un sociedad humana organizada y se ejerce mediante leyes, decretos, reglamentos, proyectos, etc. conllevando  en los miembros integrantes de la sociedad la obediencia a sus decisiones.

 2.-QUIEN O QUIENES DETENTAN ESTE PODER.

 

 Como se dice en el título, este poder  lo tienen las sociedades  fundadas por la libre voluntad  de los hombres, quizá convenga  describir el proceso por el que las sociedades  llegan a ser las depositarias  de este poder político.

            El primer paso es el dado por un conjunto de personas que a impulso de su naturaleza  deciden asociarse, dando lugar a la creación de una sociedad.

            Nótese que se dice que : a impulso de su naturaleza , el hombre es   por su naturaleza  un ser social, o como decía Aristóteles, ” un animal político” por lo que la comunidad, o la sociedad humana  es el resultado no de una casualidad, ni de una fuerza externa al hombre, nisiquiera, en última instancia,  de una convención o pacto entre los hombres,  sino de la propia  naturaleza humana, por ello la sociedad es un organismo  nacido de la estructura humana, como lo puede ser, por ejemplo, su sexualidad.

            De este hecho natural ha resultado la sociedad, pero este hecho es ya un hecho natural nuevo que tiene también por su propia naturaleza  determinadas facultades, capacidades y exigencias destinadas a la conservación y defensa , entre ellas el poder político.

 

3.-FUNCIONES DEL POLÍTICO EN GENERAL.

 Podemos indicar las siguientes:

 1.- Dar leyes  justas decretos, reglamentos, proyectos, etc.  en orden al bien común de los ciudadanos.

2.- Que tienen la virtualidad de obligar en conciencia.

3.- En consecuencia de lo anterior, poder determinar la moralidad o inmoralidad de las acciones referidas al funcionamiento de la sociedad.

4.- Y, ligada con la anterior, determinar que acciones son delictivas

5.- Así como dar leyes penales a quienes incumplan las leyes justas.

6.- Estas leyes penales  pueden llegar, en algunos casos, y dependiendo de la evolución  y desarrollo de la sociedad, hasta la pena de muerte.

7.- Establecer pactos y convenios  con otras comunidades o sociedades para el bien común de las mismas

8.-Defenderse del ataque de los enemigos, hasta  por medio de la guerra defensiva, con las condiciones impuestas por la llamada guerra justa.

9.- Este poder incluye un aspecto vindicativo por el que se vengan las injusticias de cada uno.  

10.- Otras funciones orientadas a la administración general de la sociedad.

4.-LA TRANSCENDENCIA DEL PODER POLÍTICO.

  Analizando algunas de estas funciones  parece que algunas de las mismas, si no todas,  no se encuentran en cada uno de los individuos que integran la sociedad, en concreto:

El dictar leyes que puedan obligar en conciencia .

El poder de establecer la moralidad  o inmoralidad de las acciones.

El poder de determinar que acciones son objeto de delito

El poder  de dar leyes para  castigo de los hombres, incluso y en determinadas circunstancias  con el castigo de pena de muerte.

El  poder vindicativo.

            Por ello estos  poderes no los tiene la persona humana considerada individualmente , por lo mismo  no pueden fundarse ni en  el consenso de los miembros de la sociedad, ni en  los acuerdos de los ciudadanos  por el que los mismos renuncian voluntariamente a determinados derechos  para otorgárselos a algunos de los individuos de la comunidad o de la sociedad,  que los ejerzan en su nombre, porque nadie puede dar lo que no tiene, en consecuencia el poder político transciende  los poderes individuales humanos dependiendo de un poder superior al que tienen los individuos.

            Este poder superior en definitiva tiene su fundamento en algo que transciende el poder humano, en el título del tema se afirma que este poder que tiene la sociedad   viene de  Dios.

 5.- ¿ DE QUÉ FORMA VIENE DE  DIOS ESE PODER ?

 El poder político lo da Dios a  la sociedad  como una propiedad natural de esa sociedad de modo semejante a como cuando crea a un ser dotándole de una esencia,  da todas las cosas que se siguen de ese elemento esencial.

            En consecuencia Dios no da ese poder por una acción o concesión especial distinta de la creación, pues si lo diera de este modo debería constar tal concesión, en cuyo caso ese poder no sería natural al hombre, sino especial y si se quiere sobrenatural.

  LUIS XIV : EL ESTADO SOY YO.          

Esta idea  del origen del poder político en la sociedad está muy lejos de aquella  que afirma la sacralidad del poder  defendida por el absolutismo  bien total o parcial

            El Derecho divino de los reyes es una doctrina política y religiosa proveniente del absolutismo político.

            Esta doctrina sostiene extensamente que un rey deriva su derecho a gobernar de la voluntad de la deidad del pueblo que gobierna, y no de ninguna autoridad temporal, ni siquiera de la voluntad de sus súbditos ni de ningún estamento. Elegido por su deidad, un monarca sólo es responsable ante él, y sólo debe responder por sus acciones ante Dios.

  JEAN-JACQUE ROUSEAU.   

      .Como está igualmente distante  de las teorías que afirman que el poder político procede de la convención de los hombres que ceden o trasfieren ese poder .

            En nuestra teoría se afirma que la voluntad de los hombres es necesaria para formar una sociedad, y que esta voluntad nace  del hecho natural de haber sido creado el hombre como un ser social, pero para que esa sociedad tenga el poder  político, no se necesita una voluntad especial de los hombres, ni ninguna convención o contrato de los mismos ,  sino que él  poder político pertenece a la esencia de la sociedad y está en ella una vez constituida, es en este sentido en el que se dice que Dios da el poder político de forma directa, en cuanto creador  de la sociedad.

            Asunto distinto es la forma como la sociedad trasfiere esa autoridad que por naturaleza ella posee, pero   esto no entra en nuestro tema, de hoy.

FUENTES.Tratado de las Leyes y de Dios legislador. Edición del Instituto de Estudios Políticos ( Madrid 1967 ). Págs 203-206. Libro II. capitulo 3.

Marciano Vidal : Moral de Actitudes: T. III. Moral social. Editorial P.S. Covarrubias,19. Madrid.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: CUANDO LA ESTRUCTURA SOCIAL IMPULSA AL SUICIDIO.

bachillersansoncarrasco.

           

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: