You are currently browsing the category archive for the ‘VII.9.- El Valor de la amistad.’ category.

VOLUNTARIOS DE MANOS UNIDAS.

VALORES QUE AUMENTAN LA CALIDAD DE LAS PERSONAS: EL VALOR DE LA  DE AMISTAD.

             Con la primera parte de este título ya  se ha tratado algún tema y seguiremos tratando algunos más, por ello, en éste que tiene como fin el tratar del  valor de la amistad, se pone como introducción lo ya dicho en otros temas.

             Estos son los puntos ya tratados:

 1.-Educación y autoeducación.

2.-Concepto de valores humanos.

3.-Acerca de la calidad de la persona.

LA EDUCACIÓN NO ES SOLO  ENSEÑANZA.

 1.-EDUCACIÓN  Y AUTOEDUCACIÓN.

          Para nuestro objetivo vale una definición o descripción de educación propia de un diccionario , en este sentido  vale la siguiente : el  fin de la educación, tal como lo han formulado los pedagogos contemporáneos (Baden Powell, Montessori, Dewey, etc.), es contribuir al desenvolvimiento armónico y completo de las facultades y aptitudes del ser humano para el cumplimiento de sus fines personales y sociales y para su propio perfeccionamiento y bienestar.

            Por autoeducación entenderíamos lo mismo pero haciendo coincidir el sujeto que educa con  el objeto de la misma.

            La noción de  autoeducación  sugiere la idea de que la educación  es algo que trasciende el tiempo, por lo que la educación humana no acaba nunca, sino que la misma ha de ser permanente.

 2.-CONCEPTO  DE VALORES HUMANOS.

            Una definición genérica de valor  como la siguiente , nos vale en principio: Los valores  son las propiedades o cualidades adquiridas  de las acciones humanas   que son objetivamente positivas para la realización de la naturaleza humana.

            En esta definición hay tres frases esenciales: son cualidades adquiridas , de las acciones humanasobjetivamente positivas, para la realización del ser de la persona.

            Esta definición de valor se acerca a la definición aristotélico-tomista de virtud entendida como : una hábito adquirido mediante la repetición de actos, moralmente   buenos que potencia las capacidades  naturales  del ser humano.

            Es de notar que los valores humanos o virtudes han de ser considerados como algo  positivo en sí mismo, con independencia  de las diversas culturas, por lo que los valores o virtudes  tienen un carácter universalmente válido.

 3.-ACERCA DE LA CALIDAD DE LA PERSONA.

             Se dice que una persona tiene calidad o carece de ella por el conjunto de propiedades que permite caracterizarla y valorarla con respecto a las restantes personas ,  bien sea con  una calidad mejor o peor que ellas.

            La calidad de las personas no afecta a los elementos constitutivos y esenciales de la persona humana, desde este punto de vista, todas  las personas tienen la misma calidad, todas las personas tienen las mismas capacidades naturales,  la misma dignidad, nacidas del hecho de ser personas.

            El  tema la calidad está relacionada con los valores o virtudes adquiridas, a través de la educación o autoeducación.

             Pasamos ahora a tratar del valor de la amistad de acuerdo con el siguiente esquema:

 1.-Concepto de amor humano.

2.-Clases del amor humano.

3.-Las facultades y bienes que entran en el amor humano.

4.-El amor y sus clases en cuanto tendencia de la voluntad.

5.-El amor de amistad como amor de benevolencia correspondido.

6.-El valor de la amistad.

 1.-CONCEPTO DE AMOR HUMANO..

             No queremos ni alargarnos ni perdernos en disquisiciones filosóficas en el tema,  aunque para llegar al concepto de amistad debamos partir de algunas definiciones,por ello partimos de una de una definición, o más bien de una descripción definitoria de lo   que entendemos por amor en general.

            Entendemos por amor en general, la tendencia de un ser a un bien conocido.

            La tendencia es una inclinación, un impulso hacia algo.

            El  algo de esta tendencia es el bien.

            Tenemos pues, que en el amor existe un sujeto que tiende y un objeto al que se tiende. El sujeto que tiende o ama es un ser y el objeto que es amado es un bien.

            Se entiende por bien, en general, aquella realidad que existe en cada uno de los seres por la que los mismos tienen aptitud para ser apetecidos o amados o queridos.

            La base de toda apetición o amor es ser, es decir tener existencia. Por eso decían los escolásticos que el bien  y el ser se identificaban. Es lo que llaman una de las propiedades transcendentales del ente.

             El bien no puede ser apetecido actualmente o de hecho, sino a condición de ser conocido previamente por el apetente; y de aquí el apotegma, nihil volitum quin praecognitum, nada es querido si previamente no es conocido. De ahí que el amor, la apetencia, la tendencia ,en el sentido propio, sólo lo pueden tener los seres dotados de conocimiento.

           Entre los seres dotados de conocimiento en la naturaleza, ocupa un lugar de preferencia la persona humana.

            Con esto llegamos a la  definición de amor humano como la tendencia de una persona humana  a un bien conocido .

 AMADO Y DESEADO COCHE.

 2.-CLASES DEL AMOR HUMANO.

             La división del amor humano puede proceder  o  de parte del objeto que se ama, o de parte del tipo de conocimiento con que es conocido el objeto amado.

            Por parte del objeto amado,  el amor humano se divide en tantas clases cuantas son las clases de seres existentes, acudiendo a una división muy genérica y común  de  los seres, los podemos dividir : en personas, animales, vegetales y cosas.

y así, por ejemplo , podemos decir yo amo a mi hermano, a mi perro, a mi colio y a mi televisión.

            Por parte del tipo de conocimiento con que es conocido el objeto , podemos dividir el amor ,de acuerdo con la división  del conocer,  en  conocimiento sensible   y conocimiento  intelectual. que dará como resultado un amor sensible o un amor intelectual.

EL PENSADOR. RODIN.

 3.-LAS FACULTADES Y LOS BIENES QUE ENTRAN EN EL AMOR HUMANO.

             La persona humana realiza sus actos a través de facultades, en el caso del amor humano, las facultades que entran en el acto de amar son:

            En el amor sensible son 1.- el conocimiento sensible o la sensibilidad: vista, oído, gusto… 2.- el apetito que es la facultad que reacciona tras un conocimiento sensible, bien sea el apetito concupiscible o bien sea el apetito irascible.

            En el amor intelectual son 1.- el entendimiento y 2.- La voluntad.

            En cuanto al objeto el amor sensible, versa sobre bienes puramente materiales;  el  amor intelectual o de la voluntad versa sobre  bienes  o valores materiales o bienes o valores espirituales.

 4.-EL AMOR Y SUS CLASES EN CUANTO  TENDENCIA DE LA VOLUNTAD.

             De las nociones anteriores nos interesa destacar el amor como tendencia de la voluntad, este amor, como ya sabemos, está precedido de un conocimiento intelectivo o racional. Sabemos también que este amor sólo lo pueden tener los seres dotados de conocimiento intelectual, en nuestro caso las personas humanas.

            El proceso que se sigue en este amor es el siguiente: Una persona conoce una realidad que es buena, o le parece buena, esta realidad puede ser material o espiritual, por ejemplo hacer un viaje al extranjero, la persona como ser racional  descubre que tipo de bondad tiene, delibera acerca de las posibilidades que tiene de hacerlo, de sus ventajas e inconvenientes, y termina, tras la deliberación por verla como algo bueno,  hecha  esa deliberación  la persona decide hacer el viaje,  esta decisión es un acto de la voluntad, a esa decisión  se le llama amor, es un querer,  todas las decisiones de la voluntad son quereres, amores: quiero ir de viaje , quiero estudiar  quiero ver un partido de futbol,  etc etc.

            Pongamos otro ejemplo, una persona conoce a otra persona descubriendo que hay en ella motivos para quererla,  que tiene grandes valores, tras ese conocimiento la persona  se siente atraída hacia ella  y decide amarla, esa decisión es un acto de la voluntad, a ese acto se le llama amor en ese caso el amor tiene como término a una persona.

            Como vemos, el amor en cuanto acto de la voluntad, va precedido de un conocimiento, tras ese conocimiento la voluntad se mueve hacia un objeto, en el primer caso el objeto es una cosa, en el segundo el objeto del amor es una persona, por ello el amor en cuanto acto de la voluntad puede ser un amor de cosa o un amor de persona.

            Por lo demás, resulta claro que el amor de persona es amor en sentido más pleno y perfecto que el amor de cosa. Aquél se dirige a un término más noble y elevado, que es valorado por sí mismo; éste se orienta a un término más bajo, que no es estimado por sí mismo, sino en orden a otro. Desde otro punto de vista, el amor de persona es más perfecto, porque procede de una fuente más perfecta: la inclinación a comunicar nuestros propios bienes; mientras que el amor de cosa tiene su origen en la inclinación a adquirir lo que nos falta.

 ¿ AMOR DE CONCUPISCENCIA O AMOR DE BENEVOLENCIA ?        

   En nuestro tema lo que nos interesa es el amor que tiene como término una persona, pues, bien,  este amor se divide en : amor  de concupiscencia o amor de benevolencia.

            Se dice que una persona ama a otra con amor de concupiscencia, cuando la misma es amada no por ella misma, sino por el bien que se deriva de tal amor, del orden que sea, bien sea por el placer que produce,  o por los efectos que se esperan conseguir de tal amor, en este caso la persona no es amada en sí misma, sino de una forma relativa, es decir por la relación que tiene con otros bienes.

            En cambio se dice que una persona es amada con amor de benevolencia cuando la persona es amada por si misma y por ello  de forma absoluta. En este caso lo que el amante desea es el bien de la persona amada, no su propio bien  ni  el de otros, y como consecuencia de tal amor la persona amante, comunica sus propios bienes con la persona amada, o le procura otros bienes del tipo que sea, bien sean bienes materiales o espirituales, este amor puede conllevar, cuando es perfecto, la donación de sí mismo a la persona amada.         

            Este amor es desinteresado, en el sentido de que en el mismo  no se busca expresamente y en la intención del que ama el propio bien, únicamente el bien del otro, pero no es desinteresado en el sentido trascendental y ontológico de la palabra, porque ningún ser puede dejar de buscar su propio bien en las acciones que realiza.

 5.-LA AMISTAD  COMO UN  AMOR DE BENEVOLENCIA CORRESPONDIDO.

             Después de lo anteriormente dicho, podemos llegar  a la descripción de lo que es la amistad, algo ya insinuado en el título del párrafo: la amistad no es otra cosa que el amor de benevolencia correspondido, o un amor de benevolencia mutuo.

            Cuando dos o más personas se aman con un amor de benevolencia mutuo, entonces se dice que son amigos.

            La amistad es una especie de comunión entre personas, no motivada por instintos básicos, ni por pasiones de ningún tipo, sino de unión entre el yo y el tú personal.

            La amistad conlleva una especie de convivencia, es decir  un con- vivir, en el que se ponen en común deseos, proyectos, fines, dificultades, servicios, ayudas  etc.

            En consecuencia la amistad sólo se puede dar entre personas.

            Entre las personas amigas ha de haber una cierta paridad e igualdad.

¿  CÓMO ENCONTRAR LAS FLOR DE LA AMISTAD ?.

 6.-EL VALOR DE LA AMISTAD.

             El valor de la amistad se fundamenta,  en primer lugar, en  el valor del amor de benevolencia, este amor tiene ya en si mismo los siguientes valores:

– El enriquecimiento del valor y calidad  de la persona que tiene este tipo de amor.

– Considerar  a la persona humana  como más valiosa que otras realidades.

– El valor del desinterés en la relación con las personas, no se puede ser desinteresado si prima el egoísmo.

– El valor de compartir con otras personas los bienes propios.

– El valor de la generosidad y capacidad de desprendimiento.

– El valor que tiene para la sociedad el que existan personas capaces de este amor.

            En segundo lugar la multiplicación al menos por dos de estos valores, al ser necesarias al menos dos personas para que exista la amistad.

            En tercer lugar los valores propios de la amistad en si misma, entre ellos los siguientes:

– El valor de la donación de sí mismo. Este es mejor regalo que una persona puede hacer a otra.

 – El valor de la coherencia que implica una estabilidad en la forma de ser y de  comportarse. Nada es más desconcertante que descubrir distintas formas de ser en una misma persona, esto afecta significativamente la comunicación, provoca desconfianza

-La capacidad de adaptación a distintas formas de ser, distintos ámbitos

– El valor de la comunicación entendida como capacidad de diálogo. Comunicarse significa participar de nuestro yo a nuestros amigos, con la sinceridad de las palabras, transmitiendo nuestros verdaderos puntos de vista y manera de sentir, sólo así existe un intercambio real de pensamientos que desembocan en la comprensión y el entendimiento.

– El valor de la apertura a los demás manteniendo contacto frecuente con nuestros amigos sin importar la distancia, pues unos minutos bastan para hacer una llamada o escribir un correo electrónico. Preguntar por el estado de salud, el trabajo, cual fue el resultado de sus últimos planes, enviar saludos a la familia… tantas cosas que podemos decir que demuestran interés por la situación en que se puede encontrar la persona amiga.

– El valor del reconocimiento de los valores de los demás. Algo que produce una relajación y comprensión ante los defectos de los demás, así como la mutua tolerancia.

– El valor de la capacidad de perdón. Porque nadie es perfecto y todo el mundo está necesitado de perdón siendo la amistad  una situación buena y apta para corregir y ser corregido de los defectos entre amigos.

            Una sociedad en la que  existieran las condiciones requeridas para la amistad individual, originaría una sociedad mejor preparada para un tipo de amistad más amplia, tales como la vecindad, el hermanamiento de países y pueblos.

            Para terminar el tema recordamos una frase de la Sagrada Escritura que dice: quien tiene un amigo, tiene un tesoro, lo que sugiere que el logro de la  verdadera amistad no es nada fácil, dada la condición de la naturaleza humana.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BOLG: LA VIDA EN PAREJA Y EL AMOR QUE LA FUNDAMENTA.

 bachillersansocarrasco.

           

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Categorías

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: