You are currently browsing the category archive for the ‘VII.-4.- ¿ Cómo educar en la justicia en un mundo donde prima el egoísmo ?’ category.

———– ¿ CÓMO EDUCAR EN LA  VIRTUD DE LA JUSTICIA EN UN MUNDO DOMINADO POR EL EGOÍSMO ?

            Tema este difícil, con grandes implicaciones , pues la virtud de la justicia, afecta al resto de las virtudes morales.  

Lo redactaremos  ateniéndonos al siguiente esquema:

 1.- La virtud de la justicia.

2.- División y clases de justicia.

3.-Virtudes anexas a la virtud de la justicia.

4.-La educación moral  humana como base de las relaciones  humanas.

5.-¿ Cómo educar en la justicia ?

6.-Sentencias relacionadas con la virtud de la justicia.

7.-Las reglas para medir la justicia.

LA EXPULSIÓN DE LOS MERCADERES DEL TEMPLO. EL GRECO.

 1.-LA VIRTUD DE LA JUSTICIA.

 La justicia consiste en la constante y firme voluntad de dar al prójimo lo que  se le debe dar, lo que le pertenece.

            Se dice en esta definición:

             1. La justicia consiste en la constante  y firme voluntad, esta nota le corresponde a la justicia en cuanto que es una virtud, pues la virtud en general  es un  hábito, algo permanente, que perfecciona , en este caso, la voluntad.

            2.- De dar al prójimo: la justicia es una virtud que está orientada  hacia los demás. Es la virtud que regula nuestro trato con las demás personas. Cualquiera de las clases de justicia tiene como término a las personas, bien sea en cuanto individuos, bien en cuanto miembros de una entidad nacional, bien en cuanto miembros  integrantes de la humanidad.

            3.- ” Lo que se le debe, lo que le pertenece.” Lo que es suyo. A cada persona le pertenece en primer lugar todo aquello a lo que como persona tiene derecho, de tal forma que es a partir de esta concepción  han de surgir los derechos humanos como cuando se dice: la persona en cuanto persona tiene derecho a… pero también la determinación de lo que es una conducta, un comportamiento correcto, y a su vez  la determinación de lo que es una situación correcta.

 

2.-DIVISIÓN Y CLASES DE JUSTICIA.

            Justicia Conmutativa: . Para los tomistas seguidores del pensamiento de Tomás de Aquino  , la justicia conmutativa regula la relación de los individuos entre si.

             Para que esta relación sea justa se requiere que sea aritméticamente igual, es decir la justicia conmutativa es la igualdad o equilibrio en el intercambio de bienes entre individuos ; es justa la igualdad de trato en las relaciones comerciales, si alguien vende una casa, no sería justo que se le pagase con un par de sandalias.

            La igualdad de valor de los bienes que se intercambian es una condición básica para que el trato pueda considerarse justo. La palabra proviene del latín conmutare, que significa ‘intercambiar’, los bienes que se intercambian pueden ser de  orden material pero también de orden inmaterial,  el trabajo, ideas , inventos, patentes etc, etc.

             Justicia Distributiva: regula la relación de la comunidad con cada uno de sus miembros, dar lo que  le corresponde  a cada persona en cuanto miembro  de la sociedad,  bien según  sus derechos naturales en cuanto persona  o bien  adquiridos . Esta justicia no se atiene a la igualdad sino a la proporcionalidad, según la aportación de los miembros al bien común.

            El  deber  de dar a cada miembro lo que le corresponde  radica en los poderes públicos que ejercen tal deber  a través de las leyes justas, leyes que abarcan

            Anexo a este deber está el derecho de los poderes de poder castigar a los infractores de las leyes en cuanto los mismos perjudican el bien común de todos los ciudadanos. Este poder es llamado por algunos justicia  vindicativa.

            Justicia Legal  que regula la relación de los individuos en cuanto ciudadanos o miembros  de un pueblo con la sociedad.

        El deber de los ciudadanos se concreta en el cumplimiento  de las leyes  justas emanadas de los poderes de la sociedad .

            Justicia Social: Hoy se habla y ya a partir del siglo XIX  de un tipo de justicia denominada  social.

            De acuerdo con las clasificación aristotélico- tomista la llamada justicia social es la misma justicia distributiva en sus dos vertientes.Las funciones de la justicia distributiva  en cuanto llamada a la solución  de la llamada cuestión social podría denominarse  justicia social.

            En la actualidad esta cuestión social  alcanza unas dimensiones   completamente nuevas por el hecho de la multiplicación de las relaciones de todo tipo entre los pueblos y naciones del planeta.

            Estas relaciones pueden ser beneficiosa para el bien común de todos los pueblos  si se fundamentan en una leyes internacionales justas, pero a su vez, una gran fuente de injusticias si estas relaciones tienen como base el poderío ,  la fuerza,  y las desigualdades  de unas naciones frente a otras.

3.- VIRTUDES INCLUÍDAS EN LA JUSTICIA. ANEXAS A LA MISMA.

 Entre las virtudes anexas a la justicia están:

             La  religiónque regula las relaciones del hombre creyente  con Dios, y lo dispone a darle el culto debido a su Creador.

            La  piedadque nos dispone al cumplimiento de los deberes debidos a nuestros padres y a la nación o patria

            La gratitud, que nos inclina a reconocer los beneficios recibidos de los demás.

           La liberalidad, que restringe el desmedido afán por la riqueza; haciendo que las personas sean desprendidas y no tacañas y egoístas..

          La afabilidad, por la cual uno está adecuadamente adaptado a sus conciudadanos  en las relaciones sociales para tratarlos apropiadamente.

           Todas estas virtudes morales, así como la justicia misma, regula al hombre en su trato con los demás haciéndolo respetuoso, tolerante, enemigo de enjuiciar comportamientos de los demás etc.

 

3.-LA EDUCACIÓN MORAL HUMANA COMO BASE DE LAS RELACIONES ENTRE PERSONAS.

  Decíamos  en uno de los Temas de esta CATEGORIA:Adquirir virtudes y rechazar vicios el mejor camino para una buena educación moral, ahora queremos subrayar que hablamos de una educación moral humana, o como algunos dicen humanista.

            En este aspecto hay que decir  que en  muchos campos en los  que se   podía educar a las personas, de toda edad, clase y condición, hay verdaderos vacíos así : en los medios de comunicación, en las tertulias, en las legislaciones,  en las películas, en internet …

            Llama la atención hacer notar como algunos centros educativos  se anuncian  diciendo que en el mismo se ofrece una formación humanista, como si pudiera darse una verdadera educación sin ser humanista.

            Posiblemente con el término se quiere indicar que la educación moral, en valores humanos, en virtudes humanas ocupa  un lugar en las enseñanzas de tal centro.

            En este caso se puede afirmar que el más efectivo medio  para el logro de la justicia en todos los ámbitos de las relaciones humanas    es la educación en la justicia.

 4.-¿ COMO EDUCAR EN LA JUSTICIA?

 A la hora de  hablar del cómo educar en la justicia tenemos presentes no sólo a los niños, adolescentes y jóvenes sino a toda clase de personas.

 

A)  Virtudes y valores humanos, imprescindibles para que la justicia sea verdadera:

 Si las personas  no  conocen o no quieren conocer , las virtudes y valores humanos imprescindibles para que la justicia sea completa, difícilmente llegarán a ser unas personas justas.

            Enumeramos algunas de estas virtudes y valores con una escueta definición de las mismas:  

  Caridad: Actitud que impulsa a interesarse por las demás personas y a querer ayudarlas, especialmente a las más necesitadas cuando esta ayuda no es exigida por justicia.

Coherencia. Cualidad de la persona que actúa en consecuencia con sus ideas o con lo que dice y predica.

Compasión : Sentimiento de tristeza que produce el ver padecer a alguien y que impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento, a remediarlo o a evitarlo.

Conciencia. Conocimiento que el ser humano tiene de su propia existencia, de sus estados y especialmente  de sus actos, expresado en el clásico  : conócete a tí mismo”.

 Escuchar. Prestar atención a lo que se oye especialmente a los avisos y consejos.

Ecuanimidad: Imparcialidad en el juicio y en consecuencia los comportamiento

 Ejemplaridad : Persona o cosa digna de ser imitada por sus buenas cualidades.

Entereza: Cualidad de la persona que afronta un problema o dificultad con serenidad y fortaleza.

Equidad. Cualidad que consiste en no favorecer en el trato a una persona perjudicando a otra, evitando favoristismo y nepotismo. Ausencia de inclinación en favor o en contra de una persona o cosa al obrar o al juzgar un asunto.

Moralidad: Cualidad por la que una persona se puede considerar moralmente buena.

            Estas virtudes  y valores son igualmente necesarios a nivel comunitario, de sociedades, pueblos y naciones.

  EL JUICIO FINAL. MIGUEL ÁNGEL. CAPILLA SIXTINA.

B). Defectos  que impiden que la justicia sea verdadera:

 Arbitrariedad :Forma de actuar basada solo en la voluntad o en el capricho y que no obedece a principios dictados por la razón, la lógica o las leyes

Atropello:Abuso o acción injusta que se comete contra una persona, causándole un grave daño o perjuicio.

Inmoralidad: Vicio por la que una persona se puede considerar moralmente mala.

Rencor: Sentimiento de hostilidad o gran resentimiento hacia personas, grupos, instituciones, etc. a causa de una ofensa o un daño recibidos

.

 EL JUICIO DEL REY SALOMÓN.

5.-SENTENCIAS RELACIONADAS CON LA JUSTICIA.

  

            Es mejor sufrir una injusticia, que cometerla.

            Hay que ser justos, antes que generosos.

            Donde hay justicia, no hay pobreza.

            Donde no hay caridad, no puede haber justicia.

            Es fácil ser bueno; lo difícil es ser justo.

            La caridad comienza en mi casa, y la justicia en la puerta siguiente.

            La injusticia hecha a uno sólo, es una amenaza dirigida a todos.

            La injusticia es horrible, ejercida contra un indefenso.

            La justicia, es la verdad en acción.

            La justicia se defiende con la razón y no con las armas.

            No se pierde nada con la paz y puede perderse todo con la guerra.

            La justicia verdadera y progresiva, nace del amor.

            No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón.

            La justicia es el control de nuestras ambiciones, para evitar el conflicto continuo con los demás.

            Si quieres la paz lucha por la justicia.

            Una cualidad de la justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar, es injusticia.

            No hagas a otro, lo que no quieras que te hagan a ti.

            No hay justicia cuando el cielo se vacía de Dios, entonces la tierra se llena de ídolos.

            No hay, ni habrá justicia, sin amor.

            No juzguéis, para que no seáis juzgados.

            No puede haber justicia, si no somos capaces de ponernos en lugar del otro.

 

6.-LAS  REGLAS PARA  MEDIR LA JUSTICIA.

  La regla para medir la justicia no siempre es la ley judicial, lo es también la ley moral natural, las normas sociales y las costumbres.

            La justicia verdadera no es actuar según las leyes judiciales, pues estas pueden ser tan injustas como el que las cumple.

            De hecho, hay leyes aprobadas por referéndum, por jueces o por partidos elegidos democráticamente, que fueron y son terrorismo de Estado y sin embargo han quedado sin castigar.

            Por desgracia hay leyes que reflejan la degradación moral de la mayoría de un pueblo, principalmente cuando se aprueban por referéndum leyes racistas que crean, protegen o instigan:

Los crímenes contra la humanidad, la conculcación de los derechos humanos, la esclavitud, las guerras, las llamadas guerras santas, el aborto, la eutanasia, el consumo de drogas, la degradaciòn de la naturaleza y las desigualdades sociales, las desigualdades entre los pueblos y naciones.

TERRORISMO RELIGIOSO

Esta degradación llega a su máximo grado cuando injusticias de este tipo se hacen en nombre Dios. Algunas leyes injustas, pretenden algo tan extraño como convertir el delito en derecho.             La justicia no siempre es correcta, por lo tanto debemos cuestionarnos si tenemos obligación de acatarla, además de intentar luchar para conseguir anularla o enmendarla. No podemos ser colaboradores de las injusticias, que perjudican a la sociedad y sobre todo, cuando perjudican a los más débiles.

            La ley moral y las principales leyes humanas, han establecido que la obediencia ciega, no exime de la responsabilidad individual de las personas involucradas en los hechos. Hay un viejo refrán que dice: Tanta culpa tiene quien mata la vaca, como el que le sujeta las patas.

(Cf.http://www.es.catholic.net/educadorescatolicos/757/2415/articulo.php?id)

 

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: QUIEN NO RESPETA LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA NO ES APTO PARA LA CONVIVENCIA SOCIAL.

 bachillersansoncarrasco.

           

             

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: