You are currently browsing the category archive for the ‘2.- La virtud de la caridad y sus efectos’ category.

Resultado de imagen de VIRTUD

LA VIRTUD DE LA CARIDAD Y SUS EFECTOS.

Según el título del tema, se  produce la impresión de  que para responder al mismo hay que ocuparse de tres puntos:

1.- La caridad como virtud.

2.- Virtudes y Valores.

3.- De la naturaleza de la  virtud de la caridad.

4.- De sus efectos.

5.-Caridad y filantropía.

Se me ha ocurrido tratar el tema de la caridad porque en el tema anterior me ocupé del vicio de la envidia, y dentro del cristianismo se dice que contra el vicio de la envidia se contrapone la virtud de la caridad, presentando a ésta como el remedio de aquella; sin embargo en el tema no tengo la intención de constreñir la virtud de la caridad a ser únicamente el remedio de la envidia, es más, espero tratar el tema de la caridad sin relacionarla especialmente con la envidia, aunque puede ser que al hablar de los efectos de la caridad nos encontremos que la misma es un buen remedio contra la envidia.Ateniéndonos a lo dicho comenzamos por

Resultado de imagen de habito moral

1.-LA CARIDAD COMO VIRTUD.

Etimológicamente la palabra virtud proviene de la palabra latina  virtus, virtūtis, sustantivo de la tercera declinación que significa fortaleza. valor. Realmente la virtud en castellano es un hábito, una hábito es una acción que se hace  reiteradamente por costumbre y entre los diversos  tipos de hábitos, es un hábito operativo y en  moral un hábito operativo bueno. Tal hábito como ocurre con todos los tipos de hábito, se adquiere mediante la repetición de actos, es decir a base de repetir una y otra vez una misma acción  ésta se convierte en un hábito.Consiguiente las virtudes humanas naturales son siempre adquiridas, no se nace con una virtud, nada de las virtudes humanas está en el ADN de la persona, lo que no quiere decir que no puedan existir raíces instintivas que favorezcan la adquisición de alguna virtud concreta.

Imagen relacionada

MAX SCHLER EL FUNDADOR DE LA FILOSOFÍA DE LOS  VALORES.

2.-VIRTUDES Y  VALORES.

El término valor es uno de los conceptos morales que ha alcanzado en nuestra época gran predicamento, Max Scheler  se suele proponer como el padre de la filosofía de los valores. A la vez del predicamento alcanzado  por los valores se habla de que los mismos se contraponen a la virtud de forma tal  que ambos son conceptos irreconciliables   y no solo eso sino que el término virtud representa algo pasado.  de una moral pasada y caduca.La realidad no es esa, sino más bien que ambos conceptos son prácticamente análogos En ética  es un valor lo que  el sujeto  considera como un bien que perfecciona a la persona.Valor y virtud, por tanto, suponen dos realidades conceptuales que no se estorban en la ética, sino que se complementan mutuamente.Los valores se centran fundamentalmente en la información intelectiva que distingue el bien, y las virtudes en la voluntad para facilitar la realización del bien.No basta para el efectivo ejercicio del  bien la recta inclinación hacia los valores, sino que es necesaria la constancia en su realización y ello está directamente proporcionado al hábito o virtud del ejercicio.

Resultado de imagen de caridad infusa

3.-NATURALEZA DE LA VIRTUD DE LA CARIDAD.

Hay una virtud de la caridad que es estrictamente una virtud sobrenatural, que no se adquiere por la repetición de actos, sino que es infundida por Dios en el bautismo. de ella habla en diversos lugares  la Sagrada Escritura, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento,  de acuerdo con estas fuentes podemos definirla como  la virtud por la que amamos a Dios  sobre todas las cosas,    y al prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios, el primer y segundo  mandamiento de la ley de Dios  expresa la virtud de la caridad diciendo: »Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.[a] Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.( Dt. 6,4-7)  El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos pende toda la Ley y los profetas»( Mt, 22,34.) EL amor  con que se ama es el amor de benevolencia que significa querer bien , siendo de suyo un amor desinteresado, y se contrapone al amor de concupiscencia que se ama por el interés que aporta el amor al amante. El verdadero amor se manifiesta en obras .

Resultado de imagen de dar de comer al hambriento

4.-LOS EFECTOS DE LA CARIDAD SOBRENATURAL.

Los frutos de la caridad sobrenatural vienen también expresados en las Sagradas Escrituras: En los Mandamientos de la Ley de Dios. en los Frutos del Espíritu Santo, en los  Dones del mismo Espíritu; vemos una muestra de esto en  la enseñanza de Cristo acerca de esto cuando dice: Venid benditos de mi Padre porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y en la cárcel y vinisteis a verme” Y la Iglesia en sus catecismos expresa también las obras de la CARIDAD sobrenatural, por ejemplo en las obras de misericordia que divide en corporales y espirituales, la corporales son estas:Visitar y cuidar a los enfermos. Dar de comer al hambriento. Dar de beber al sediento.Dar hospedaje al peregrino.Vestir al desnudo.Visitar al cautivo.Enterrar a los muertos; las espirituales son:Enseñar al que no sabe.Corregir al que se equivoca.Dar buen consejo al que lo necesita.Perdonar las injurias.Consolar al triste.Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.Orar por los vivos y difuntos.Estos efectos que tal como vienen sugieren ejercicios de la virtud de la caridad individuales, de persona a persona, sin embargo efectos similares pueden hacerse en colectividades, caridad social que atiende a muchos e implica a muchos, especialmente en nuestros días donde las ONGS actúan en múltiples campos de la atención a los necesitados.Refiriéndonos al vicio de la envidia aparece claro que la misma no puede coexistir con la caridad sobrenatural, sino que laa misma es su mejor remedio.

Resultado de imagen de himno a la caridad

Un buen remate para este punto es el llamado Himno a la Caridad de San Pablo  en su Epístola a los Romanos:13,1-13

 Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, sería como el bronce que resuena o un golpear de platillos.

Y aunque tuviera el don de profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, y aunque tuviera tanta fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, no sería nada.

Y aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo para dejarme quemar, si no tengo caridad, de nada me aprovecharía.

La caridad es paciente, la caridad es amable; no es envidiosa, no obra con soberbia, no se jacta, no es ambiciosa, no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal, no se alegra por la injusticia, se complace en la verdad; todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

La caridad nunca acaba. Las profecías desaparecerán, las lenguas cesarán, la ciencia quedará anulada. Porque ahora nuestro conocimiento es imperfecto, e imperfecta nuestra profecía. 10 Pero cuando venga lo perfecto, desaparecerá lo imperfecto. 11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, sentía como niño, razonaba como niño. Cuando he llegado a ser hombre, me he desprendido de las cosas de niño. 12 Porque ahora vemos como en un espejo, borrosamente; entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de modo imperfecto, entonces conoceré como soy conocido. 13 Ahora permanecen la fe, la esperanza, la caridad: las tres . Pero de ellas la más grande es la caridad.

Resultado de imagen de caridad y filantropia

5.-CARIDAD Y FILANTROPÍA.

En el mundo de hoy hay muchas organizaciones que hacen el bien. Muchísimas personas, con muy buenas intenciones, ayudan y participan en iniciativas con algún fin benéfico. Se trata, sin duda, de algo loable. Todo acto que nos dirige hacia la ayuda del prójimo nos ennoblece y nos hace mejores personas.

A veces, sin embargo, se confunde este tipo de ayuda con lo que es propio de la caridad. Ilumina, por eso, entender la diferencia entre la ayuda “filantrópia” y la caridad. La palabra filantropía proviene del griego φιλανθρωπία (philanthropía = amor a la humanidad), compuesto por φίλος (philos = amigo o amante) y ἂνθρωπος (anthrópos = hombre, ser humano). Filántropo es, entonces, el que profesa amor a sus semejantes, persona muy caritativa en el plano natural. La caridad también supone amor por la humanidad, y al igual que la filantropía, no espera nada en retorno. Ambas son, en este sentido, “gratuitas”.

Hay, sin embargo, una gran diferencia: las motivaciones de la filantropía pueden ser muchas, pero siempre se circunscriben –en cierto sentido– a la esfera de lo humano. La caridad, por otro lado, tiene como motivo el amor a Dios, y es por amor a Dios que fortalece e impulsa el amor al prójimo . Este amor perfecciona sobrenaturalmente al amante pues en la caridad cristiana los motivos todos están centrados en Dios, porque el prójimo es. no solo criatura hecha a imagen y semejanza de Dios, sino su hijo y hermano de Jesucristo.  Como dice el Catecismo, la caridad es la virtud teologal por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas por El mismo, y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.La caridad, enseña la Iglesia, asegura y purifica nuestra facultad humana de amar, y la eleva a la perfección sobrenatural del amor divino. No hay, por eso, virtud que se le asemeje, ni que nos asemeje tanto a Dios.

La filantropía es sin duda buena, pero en cierto sentido, no deja de ser una acción “horizontal”. La caridad, por el contrario, aunque puede ser similar en sus manifestaciones, es por dentro muy distinta, y nos lanza al encuentro de Dios y de los demás como ninguna otra virtud.( Cf. Kenneth Pierce )

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LOS 10 PAÍSES MÁS POBRES DEL MUNDO.

elbachillersansoncarraso.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: