Resultado de imagen de LA VIRTUD CRISTIANA DE LA ESPERANZA

LA VIRTUD CRISTIANA DE LA ESPERANZA

1.-INTRODUCCIÓN.

El título del tema nos sitúa en cual es  su contenido,nos ocuparemos de estudiar la esperanza cristiana, por ello nos desentendemos de tantos tipos de esperanzas existentes en la vida humana bien si atendemos a los objetos esperados, como si nos ocupamos de  concebir cual sea su esencia,  esperanza puede ser confianza de lograr una cosa o de que se realice algo que se desea, o una persona que es objeto de nuestra confianza, se habla también de esperanza de vida referida al tiempo de la propia existencia humana, a veces las esperanzas se asimilan a las ilusiones y hasta las creencias de que algo va cumplirse; y no digamos nada acerca de las desesperanzas y frustaciones…pero bien,  nosotros nos centramos sobre la esperanza cristiana y de lo dicho nada, por ello comenzaremos con la descripción y definición de la esperanza cristiana.

Resultado de imagen de 2.-DEFINICIÓN DE LA ESPERANZA CRISTIANA.

2.-DEFINICIÓN DE LA ESPERANZA CRISTIANA.

Siguiendo a Santo Tomás de Aquino, la esperanza se define como la «virtud infusa que capacita al hombre para tener confianza y plena certeza de conseguir la vida eterna y los medios, tanto sobrenaturales como naturales, necesarios para alcanzarla, apoyado en el auxilio omnipotente de Dios».La Real Academia la define con varias acepciones si bien la que se refiere a la virtud cristiana es: « En la doctrina cristiana, virtud teologal por la que se espera que Dios dé los bienes que ha prometido.»El Catecismo de la Iglesia católica define la virtud de la esperanza de la siguiente forma:La esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándomnos no en nuestras fuerzas, sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo

Resultado de imagen de volveré y os llevaré conmigo

«Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así; ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino. » Tomás le dice: -«Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?» Jesús le responde: -«Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.»( Juan 14,1-7)

Resultado de imagen de NATURALEZA DE LA ESPERANZA CRISTIANA

3.-NATURALEZA DE LA ESPERANZA CRISTIANA.

Partimos de la definición de Santo Tomás, la misma comienza diciendo que la esperanza es una virtud, ya sabemos que la virtud es un hábito, un hábito operativo bueno, en cuanto hábito es una especie de capacidad operativa permanente que nos permite obrar con mas facilidad y rapidez en el acto propio de cada virtud, la virtud cristiana de la esperanza coincide con esta definición del resto de las virtudes, en lo que no coincide es en la procedencia de las virtudes naturales las cuales proceden de la repetición de los actos siendo por lo mismo algo adquirido por la persona humana con su esfuerzo, en el caso de la esperanza santo Tomás dice que es una virtud infusa, infundida, donada por Dios, luego sigue diciendo que capacita al hombre para tener confianza y plena certeza de conseguir la vida eterna y los medios, tanto sobrenaturales como naturales, necesarios para alcanzarla, apoyado en el auxilio omnipotente de Dios. La esencia pues de la virtud cristiana es esa capacidad que Dios da para tener certeza plena de la salvación.

Resultado de imagen de "certeza personal de la salvación"

Llama la atención  la rotundidad con que Santo Tomás dice  que la esperanza da confianza y  certeza plena, de conseguir la propia salvación, Santo Tomás enseñó ya la “certeza personal de la salvación” eso mismo, dicen algunos, autores especialmente de la escuela dominicana de Salamanca, es lo que  afirma Lutero de la fe salvífica que el  enseñó, la diferencia estaría en que la fe es un acto intelectual, mientras que la esperanza según Tomás de Aquino  es un acto de la voluntad , una confianza plena en Dios que es nuestro Padre y quiere que todos los hombres se salven, nacida de  una experiencia personal de la vida cristiana individual, aunque  no se tenga  “ni evidencia ni revelación de fe,ni infalibilidad” de este cuidado y amor de Dios Si bien se piensa Lutero habló de un tipo de fe que es una fe fiducial más cercana a la esperanza que a la fe.Esta idea de la esperanza cristiana es devaluada por otros teólogos que niegan la certeza plena, al hablar de una certeza de la salvación condicionada.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA VIRTUD DE LA FE CRISTIANA.

bachillersansóncarrasco.