LA POBREZA EN CHINA UNA REALIDAD QUE OSCURECE SU AUGE ECONÓMICO.

Estos son los puntos del Tema:

 1.-36 millones de personas viven en extrema pobreza en China.

2.- 92 millones de personas viven bajo el umbral de pobreza en China.

3.-Una clasificación fundada en datos falseados.

4.- Ni los chinos ni la realidad permite calificar a China como la 1ª economía mundial.

5.- Multimillonarios en el mayor país comunista del mundo.

6.-Debilidad de las fuentes de la economía de China.

7.- La escasez de recursos naturales y crisis ecológica amenazan la economía en China.

8.-La dependencia de la economía china del mercado internacional.

9.-Reubicación de poblaciones en China.

 1.-36 MILLONES DE PERSONAS VIVEN EN EXTREMA POBREZA EN CHINA.

Pekín | Mayo 27, 2015

(EFE). – 36.000.000 de personas, de las cuales casi cuatro millones son menores de 6 años, viven en China en condiciones de pobreza extrema y sufre malnutrición, según un estudio divulgado mayo de 2015.

Este trabajo, elaborado por la Federación de Mujeres de China y la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar, insta al Gobierno chino a tomar medidas de apoyo a las familias necesitadas para romper el ciclo de pobreza intergeneracional que pervive en la segunda economía mundial, informa el diario oficial Global Times.

La pobreza extrema se localiza sobre todo en las zonas rurales de China, en las que se multiplican entre 6 y 8 veces los problemas de malnutrición de las ciudades.

El estudio revela que en áreas rurales los niños de 6 años pobres tienen la misma altura que alcanzan a los 2 años los menores que viven en las ciudades.

Más de la mitad de los niños menores de 6 años con malnutrición sufren deficiencias de zinc

Además, más de la mitad de los niños menores de 6 años con malnutrición sufren deficiencias de zinc, mientras que la falta de vitamina A es seis veces mayor que en la población urbana de este grupo de edad. La carencia grave de zinc puede producir retraso del crecimiento, alteraciones inmunitarias, afecciones cutáneas, problemas de aprendizaje y anorexia, según la OMS.

“Si fracasamos en sacar a estos niños de la pobreza, el ciclo continuará y polarizará la sociedad. El Gobierno central ha mostrado su resolución y ha adoptado medidas para luchar contra la pobreza, pero hay aún mucho margen de mejora“, dijo Du Xiaoshan, investigador del Instituto de Desarrollo Rural chino al Global Times.

Según los estándares de Unicef, la pobreza extrema es aquella que implica privaciones graves, en la que no se dispone de recursos que permitan satisfacer al menos las necesidades básicas de alimentación.

En China, el país más poblado del mundo con más de 1.300 millones de habitantes, viven 92 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, según los datos oficiales del Gobierno chino publicados en diciembre de 2014.( 36 Millones de personas viven en extrema pobreza en China, según

…www.14ymedio.com/…/Millones-personas-extrema-China estudio_0_1786621326.ht…)

 

 2.-UN TOTAL DE 92 MILLONES DE PERSONAS VIVEN BAJO EL UMBRAL DE POBREZA SEGÚN DATOS DEL GOBIERNO CHINO DEL XII DE 2024. EFE 7.XII-2014.

 China ha registrado 832 condados y distritos donde aún se vive bajo el umbral de la pobreza, establecido en los 2.300 yuanes anuales (366 dólares, 270 euros), indicó Liu Yongfu, director de la oficina del Consejo del Estado dedicada a la reducción de las desigualdades y el desarrollo.

Liu destacó que el país asiático, con una población de 1.360 millones de personas censadas en 2013, ha reducido sustancialmente los casos de pobreza, un logro reconocido por la comunidad internacional, si bien destacó que aún queda camino por recorrer.

“Hace falta más trabajo centrado en mejorar las condiciones de vida de las personas de áreas pobres a todos los niveles, incluido educación, finanzas o vivienda”, señaló el director encargado de estos asuntos en un seminario celebrado en la provincia central de Hubei.

Para contrarrestar esta situación, en febrero de 2013 el Gobierno chino anunció la puesta en marcha de amplias reformas fiscales, laborales y demográficas, con el objetivo de sacar de la pobreza a 80 millones de personas en los tres años siguientes, hasta 2016.

El plan planteó aumentar los impuestos a las empresas estatales, a los más ricos y a las inversiones inmobiliarias, y destinar esos ingresos a la subida del salario mínimo o el gasto en educación, sanidad o vivienda pública.

Liu también detalló que en 2015 China ayudará a salir de la pobreza a 500 pueblos a través del turismo. Gracias al desarrollo de este sector, China ha sacado a 8 millones de personas de la pobreza, según datos oficiales.

3.-CHINA PARA ALGUNOS LA PRIMERA ECONOMÍA MUNDIAL. TAL CLASIFICACIÓN PUEDE TENER SU ORIGEN EN EL FALSEAMIENTO DE LOS DATOS ECONÓMICOS SUMINISTRADOS POR CHINA.

Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que en base a estimaciones de la paridad de poder adquisitivo (PPP), el Producto Bruto Interno (PBI) de China en 2014 será de U$S 17,6 billones, superando el PBI de U$S 17,4 billones de EE. UU.

Un experto en China dice que estas estimaciones “no están ni cerca”, y la prensa emitió informes especiales de que “Aunque la economía de China ha sido considerada la ‘N° 1’, el PBI per cápita de China está 50 años atrás [del PBI per cápita de EE. UU.]”. China rechazó el título de “N° 1” y los informes chinos dijeron que estaban “corrigiendo malentendidos”.

El 30 de abril, el Banco Mundial publicó un informe en el que predecía que China se convertiría en la primera potencia económica del mundo. Sin embargo, China tampoco quiso aceptar este título de N° 1.

La negativa de Beijing a aceptar el título de primera potencia demuestra que es consciente de los incontables datos falsos en las estadísticas del país.

4.-NI LOS CHINOS NI LA REALIDAD PERMITE CALIFICAR A CHINA COMO LA 1º ECONOMIA DEL MUNDO.

En realidad, el cálculo del PBI no equivale al poder económico. 1) Aunque el PBI total es alto, el PBI per cápita es bajo. 2) La desigualdad entre ricos y pobres es excesiva, lo que causa una polarización de los patrones de consumo de los hogares y afecta negativamente la demanda interna, una fuerza principal para estimular el desarrollo económico de un país. 3) Los recursos naturales son la base primaria para apoyar el desarrollo sustentable de un país, pero China mayormente depende de fuentes externas.

En 2013, un total de 16 países tuvieron un PBI superior a U$S 1 billón. Estados Unidos tuvo un PBI de U$S 16,19 billones, que lo colocó en el primer lugar. China tuvo más de 9 billones y quedó en segundo lugar, bastante lejos del tercer lugar ocupado por Japón con un PBI de U$S 5,99 billones.

Pero al calcular el PBI per cápita, Estados Unidos ocupa el 11° lugar con U$S 51.248 por persona, y China quedó 86° con U$S 6.629.

Gran estatua de Mao Zedong en el municipio de Tongxu, provincia de Henan, zona rural al este de China. La estatua, de acero y hormigón, mide 36.6 metros de …

El PBI total no puede demostrar el poder económico de China, y el PBI per cápita tampoco puede demostrar el ingreso promedio de la gran mayoría de los chinos, ya que la riqueza de China está demasiado concentrada en unos pocos elegidos.

En julio de este año, el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Beijing publicó el “Informe 2014 sobre el desarrollo del sustento del pueblo en China”. El informe indicaba que en 2012, el coeficiente de Gini (una medida de dispersión estadística en la que cero representa la igualdad absoluta y uno representa la desigualdad absoluta) del patrimonio neto en los hogares chinos llegaba a 0,73.

Las familias en el 1% superior eran dueños de más de 1/3 de los activos de China, mientras que los hogares en el 25% más bajo sumaban alrededor del 1% del patrimonio total del país.

5.-MULTIMILLONARIOS EN EL PRIMER PAÍS COMUNISTA DEL MUNDO.

Otro conjunto de datos confirma la realidad de que la riqueza en China está excesivamente concentrada. El “Censo 2014 de Wealth-X y UBS Billionaire” indicó que en China hay 152 personas cuyo patrimonio neto sobrepasa los U$S 1.000 millones, quedando en segundo lugar después de Estados Unidos.

Pero la realidad es cruel: en un extremo, los multimillonarios están en 2° lugar en el mundo, mientras que en el otro extremo, en China hay 200 millones de pobres que viven con U$S 1 al día y 468 millones que viven con menos de U$S 2 al día.

UNIVERSIDAD DE BEIJING. CHINA.

El informe de la Universidad de Beijing divide los patrones de consumo chinos en cinco categorías: el tipo pobre y enfermo, el tipo hormiga, el tipo caracol, el tipo estable y seguro, y el tipo hedonista.

Por la distribución en China, vemos que la gran mayoría de las familias chinas pertenecen a las que limitan el consumo (el tipo hormiga) o tienen grandes dificultades económicas debido a tratamientos médicos, educación o vivienda (el tipo caracol y el tipo pobre y enfermo).

Por otro lado, hay unas pocas familias que viven en la abundancia (el tipo hedonista). Hay una enorme discrepancia entre los niveles de consumo de la ciudad y el campo: las zonas rurales tienen mayoría de hogares del tipo pobre y enfermo, en contraste con las ciudades, que tienen más del tipo hedonista y del tipo estable y seguro.

LAS MALETAS CARGADAS DE DINERO FLUYEN EN CHINA

 6.- DEBILIDAD DE LAS FUENTES DE LA ECONOMIA CHINA .

Hace ya mucho tiempo, el desarrollo económico en China depende de la “troika” del comercio internacional, las inversiones y la demanda interna.

En la presente etapa, China está en el proceso de perder su estatus de fábrica del mundo. El comercio internacional está sufriendo mucho, y aunque cada tanto entra en calor, la tendencia a largo plazo es una caída.

Las inversiones provienen de tres áreas: el gobierno (incluyendo empresas gubernamentales), el sector privado y fuentes extranjeras. La inversión del gobierno está disminuyendo y los empresarios extranjeros también están reduciendo sus inversiones en China.

Los ricos en China utilizan cuentas de tarjetas de crédito, instituciones bancarias offshore e inversiones extranjeras para transferir su capital al extranjero, lo que vuelve completamente inútil a las restricciones para la compra de divisas.

El capital fluye continuamente desde China, lo que terminó obligando al gobierno de China a iniciar en julio un plan para luchar contra el lavado de dinero.

De toda la “troika”, solo la rueda de la demanda interna sigue funcionando. La ineficacia de los índices de consumo de China es un problema de larga data. Según estadísticas oficiales, en los últimos años, los gastos de consumo de los hogares solo representaron el 48 % del PBI de China, que no solo está muy por debajo del promedio mundial de 80%, sino también es inferior al nivel que tenía China hace 20 años, del 60%.

En 2013, investigadores de China sugirieron que el índice de consumo de China está infravalorado porque los números no incluyen el consumo de las viviendas, una cantidad significativa de dinero que incluye el alquiler y el mantenimiento de la vivienda, y las tarifas de gas, electricidad y agua. Esta teoría tiene sentido.

Pero más allá de si los gastos de vivienda están incluidos en los índices de consumo o no, todavía es difícil alterar la realidad de que los patrones de consumo de los hogares chinos están muy polarizados, y esos gastos adicionales no estimulan la demanda interna.

Todo mercado que solo depende del gobierno y de los ricos para mantenerse, definitivamente no va a prosperar. Por ejemplo, el mercado inmobiliario de China depende completamente del apoyo de esos dos sectores y está enteramente separado de la verdadera capacidad de gasto y la demanda del pueblo chino, creando en definitiva una importante burbuja económica.

La producción y la distribución de un país son como el tren delantero y trasero de un automóvil. La producción determina la cantidad de oferta y la distribución decide el grado de demanda. Tener más oferta que demanda puede compararse con un vehículo al que solo le funciona el tren delantero y por eso no anda bien.

De manera similar, en una sociedad con una seria desigualdad en la distribución, surgirán varios tipos de conflictos y anormalidades. Incluso si se puede disfrutar de una prosperidad económica a corto plazo, será difícil que se mantenga.

7.-LA ESCASEZ DE LOS RECURSOS Y LA CRISIS ECOLÓGICA AMENAZAN LA ECONOMÍA CHINA.

El gobierno de China sigue promoviendo la idea de las “tres confianzas”: en el sistema político de China, en la línea del Partido y en la teoría del Partido. Pero en cuanto a la deficiencia de recursos naturales, el gobierno es relativamente consciente y entiende cuál es su situación.

La cantidad de recursos energéticos per cápita es baja, la cantidad de energía y combustible basados en carbón y agua y el gas natural per cápita solo llegan al 50% y 7% del promedio mundial, respectivamente. Además, la cantidad de tierra cultivable per cápita es solo el 30% del promedio mundial.

El gobierno de China ahora admite la crisis ecológica y que la contaminación del agua, el suelo y el aire sigue empeorando. Por ejemplo, 349 millones de mu (unos 30,55 millones de hectáreas), que representan un 19,4% del total de tierra cultivable en China, están severamente contaminadas.

CONTAMINACIÓN DE UN RÍO EN CHINA.

La falta de recursos acuíferos también representa un problema crítico porque la cantidad de agua disponible no es suficiente y la contaminación del agua es muy severa. Además, la polución del aire, según el Estudio de Carga Global de Enfermedad de 2010, ha causado 1,2 millones de muertes prematuras, casi el 40% del total mundial.

El gobierno de China ciertamente sabe esto: la autosuficiencia de China con respecto a la producción de alimentos ha caído un 86%, y ahora China importa una enorme cantidad de arroz, trigo y maíz. China depende de las importaciones para su energía y minerales y depende de tecnologías extranjeras a una tasa de al menos el 50% (la tasa de dependencia en tecnología extranjera para EE. UU. y Japón es de apenas 5%).

 8.- LA DEPENDENCIA DE LA ECONOMÍA CHINA DEL MERCADO INTERNACIONAL.

 Este sistema económico que depende del mercado internacional como medio de producción y de subsistencia es extremadamente débil.

Cualquier fluctuación en la situación política internacional afectaría la oferta y los precios en el mercado chino.

Tomando al petróleo –“la sangre de la economía moderna”– como ejemplo, China depende en casi un 65% de sus importaciones de petróleo, el cual principalmente proviene del Medio Oriente, América Latina, África y Rusia.

Tanto el Medio Oriente como África están clasificados como regiones altamente inestables políticamente. Esto significa que la adquisición de energía por parte de China podría verse fácilmente influenciada por cambios políticos.

En la última década, China ha convertido a la compra de acciones y de empresas en una importante estrategia de inversión en el extranjero. Actualmente, muchas de tales inversiones se han desaprovechado debido a cambios en situaciones políticas.

Por ejemplo, China invirtió más de U$S 20.000 millones en Libia, pero todo eso no sirvió para nada debido a la Primavera Árabe de 2011. China también hizo grandes inversiones en Sudán, pero debido a las feroces luchas políticas allí, tuvo que desplegar un ejército de 700 soldados para proteger sus activos extranjeros.

Durante gran parte del siglo pasado, Estados Unidos brindó seguridad pública para el orden internacional, mientras que China y el resto del mundo se beneficiaron de ello. En el futuro, si la política internacional de EE. UU. cambia, quizás China tenga que depender más de sí misma para proteger sus inversiones extranjeras.

Precisamente debido a que Beijing entiende que la recientemente coronada como primera potencia económica del mundo en realidad es “brillante por fuera, pero arruinada por dentro”, China no se siente satisfecha con su engañoso título de N° 1.

Pero después de investigar cómo obtuvo el título, China no puede culpar al Banco Mundial o al FMI, porque los datos maquillados fueron provistos por el Buró Nacional de Estadísticas de China. El gobierno chino, en vez de quejarse de su estatus de “N° 1”, debería mejor cambiar su mala costumbre de falsificar las estadísticas. (China es más pobre de lo que parece | lagranepoca.com archivo/33736-china-es-mas-pobre-lo-que-parece.html)

 9.-LA REUBICACIÓN DE POBLACIONES EN CHINA .

 La reubicación de dos millones de campesinos de la provincia sureña china de Guizhou, una de las mas pobres del país, comenzó esta semana, informó hoy la agencia oficial Xinhua, en lo que supondrá uno de los mayores “éxodos” forzados en el país asiático.

Los primeros 100.000 campesinos que serán llevados de zonas de montaña o aisladas a “modernas comunidades” de la provincia se mudarán a su nuevo hogar antes del Año Nuevo Chino, 10 de febrero, informaron las autoridades de Guizhou.

La masiva reubicación durará nueve años y afectará a dos de los 34 millones de habitantes de la provincia, principalmente campesina pero rica en recursos naturales.

Las nuevas comunidades se han situado cerca de ciudades y parques industriales donde, según las autoridades, hay abundantes oportunidades de empleo, y se pondrán en marcha proyectos de capacitación para que los campesinos puedan adaptarse a su nueva vida.

El gobierno provincial señaló que en sus nuevas ubicaciones los campesinos tendrán mejor acceso a educación, sanidad y otros servicios.

LA PRESA DE LAS TRES GARGANTAS.

La reubicación en masa de grandes poblaciones ha sido frecuente en China en las últimas décadas, sobre todo para grandes proyectos de infraestructura, como la Presa de las Tres Gargantas, que provocó que 1,2 millones de personas perdieran su hogar.

Muchas de ellas tuvieron problemas de readaptación a nuevos lugares en los que en ocasiones se hablaban dialectos diferentes a los suyos, o donde no pudieron encontrar trabajo apto para ellos, y lo que es más grave que parece se hizo sin contar con ellos. ( Cf.La provincia más pobre de China comienza reubicación de 2 millones …economia.elpais.com › Economía).

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG:LA VIDA EN PAREJA Y EL AMOR QUE LA FUNDAMENTA.

 bachillersansoncarrasco.

 

Anuncios